Mi paraíso, mi hogar.

Mi paraíso, mi hogar.
Foto hecha en: La Punta Del Hidalgo.

20 de mayo de 2015

Stay.

      Tócame como si fuera la ultima vez que tus dedos fueran a recorrer mi piel, mi erizada y tímida piel. La ultima vez que podamos sentir que lo ultimo que existe seamos nosotros, por que cuando estamos en esos momentos todo pasa, no se borra simplemente para desapercibido, por que con ciertas personas pesa mas lo bueno que lo malo, lo malo entra en un segundo plano, un plano que no cobra importancia si no en las noches mas oscuras y frías. 
 Que más da si han habido más personas que han hecho ruta por nuestros cuerpos, lo importante es la ruta que estamos dispuestos a crear, como si fuera un día de verano en el cual entran los rayos de sol por la ventana del coche y se reflejan en tu mirada, donde en el fondo de la imagen suena cualquier canción que sera capaz de hacerme recordar ese preciso instante cuando la oiga otra vez en cualquier bar, o anuncio de publicidad, simplemente se volverá especial. 
    Sonará atrevido o quizás te recorrerá cualquier pensamiento por tu cabeza al pensar en todo lo que lleva tener a alguien a tu lado, por que todos los días no son películas de amor, esa que vemos los domingos cuando el aburrimiento puede más que nosotros mismos, y es que enamorarse no es fácil, y más si  eres realista y te enfrentas a la dura y cruda realidad de saber que casi siempre las mejores historias también terminan rotas como cualquier jarrón de porcelana que se rompe en mi pedazos al chocar contra el suelo, por que si, cuando todo acaba tu corazón queda hecho trizas, y solo te quedaran lo buenos recuerdos, todas esas canciones que llevan su apellido en cada melodía. 
    Pero no todo es malo siempre hay excepciones que hacen que las bocas más atrevidas se queden calladas, calladas tragándose sus propias palabras esas que algún día se volverán contra ellos mismos y les harán reflexionar.
Where in the world should i go.
¿Te atreves a crear un recorrido?