Mi paraíso, mi hogar.

Mi paraíso, mi hogar.
Foto hecha en: La Punta Del Hidalgo.

25 de enero de 2014

Gracias por hacerme aprender algo nuevo.

Un día me creí todas las promesas que me decían, que me hacían creer que junto al que regalaba promesas iba a ser todo mejor, diferente, pero no, sin duda que no, fue peor, fue como lo que había prometido un día, eso en lo que me jure a mi misma que no caería. Y es que los humanos somos así, simplemente estúpidos por naturaleza, no podemos huir del mal aún sabiendo que no lo hace, y ¿por qué esto es así? pues ni idea, ni siquiera yo lo entiendo.
Yo creía ser fuerte o simplemente eso me hacía creer a mi misma, y ya me ves aquí otro momento más enfrentándome a largas noches sin dormir y dándole vueltas a la cabeza. 
A veces solamente hay que saber decir no cuando hay algo en ti que te hace dudar.