Mi paraíso, mi hogar.

Mi paraíso, mi hogar.
Foto hecha en: La Punta Del Hidalgo.

21 de septiembre de 2013

La realidad duele.

A veces la gente pensamos que la gente que siempre ha estado a nuestro lado estará por siempre y no es así, la gente se cansa de esperar algo que nunca llegará, por eso a veces aunque duela hay que saber decir adiós y no volver atrás, continuar nuestro camino por la vida y no pensar en el pasado porque si esa persona para la que estabas a todas horas no se daba cuenta de lo que hacías por ella no lo hará ahora.
La gente puede perdonar pero no olvidar el daño que un día le causaste,  y duele que la vida sea así, pero aunque nos duela esa es la realidad.